fbpx

Hasta que edad dar la teta

La crianza respetuosa tiene que ver con respetar los tiempos y los procesos de los niños. Con acompañar con amor.

Un destete amoroso, acompañado y cuanto más sutil, mejor.

 

Mis hijos crecieron.

 

A la primera le costó 20 días prenderse a la teta con normalidad. Al año y medio dejó la teta de un tirón.

 

Me lo impusieron, se lo impuse y #sanseacabó.

 

El segundo se prendió bien. Tuve un embarazo de mucho estrés, un susto de la hostia a sus 2 meses y una fractura de muñeca derecha en 50 (literal) a los 3. Tironeó un poco, se cortó la leche y exclamó a llanto… quiero una mamadera.

 

El tercero vino con otros tiempos, otra consciencia, otro proceso, otra Veronica, convertida en otra madre (y con otra madre biológica).

Se prendió bien, tomó bien, fluyó bien y al año la dejó. Un día no quiso más (aquí también hay una historia), pero el tema es que dejó la teta sin estrés.

 

Crecieron

Mis hijos ya crecieron.

Hace 14 años que ya no doy la teta.

 

Y ¿sabés qué? 

Me rehúso a dársela a adultos hoy en las consultas.

 

Acompaño con amor, con presencia, con empatía… pero no doy la teta.

No doy de comer en la boca.

 

Darte de comer en la boca sería quitarte tu autonomía, no dejarte ser adulto, no creer en vos.

No confiar en vos.

Tampoco confiar en mí.

 

Hace unos días una suscriptora me compartió:

 

Duro pero comparto plenamente!! Gracias por tus aportes que despabilan de la dormidera (aunque sea a los cachetazos, con amor jaja)

AMÉ!

 

Otra forma de despabilar de la dormidera es revisar con el síntoma. Te puedo acompañar, con amor y contundencia. Me contactas acá

 

P.D.:
El viernes 8 de marzo te cuento algo nuevo que vengo preparando

Te espero dentro...

Scroll al inicio