fbpx

Te voy a contar una historia...

Hace 5 años estaba un día por la tarde colgando y descolgando ropa del tender de manera frenética.

Iba al patio, sacaba una remera de la soga, recorría 25 metros en la casa, la guardaba en un cajón 

y volvía a hacer todo el procedimiento de nuevo con cada prenda.

Así con muchas prendas.

¿Estaba loca?

No. Igual eso es lo de menos.

En realidad, más que loca, estaba desesperada y ese comportamiento, al menos, me salvaba.

Y me salvó de seguir haciendo lo mismo por el resto de mi vida.

¿Que era lo que hacía?

Torturarme y exigirle a los demás.

Controlando.

A diario.

¿Quienes eran los que lo recibían? 

Los más cercanos. Mi pareja, mis hijos, en el trabajo. 

Y yo misma!

La emoción del control tiene una exigencia brutal. Nunca alcanza.

NUNCA.

Pero para afuera “parecía todo normal”, nadie lo notaba. En realidad no lo podía mostrar “porque estaba mal”.

Hace 5 años llegaba agotada al final del día por una conducta emocional que podía evitar y que aprendí a desactivar.

El control de todos y de todo (sutilmente).

Hoy ya no necesito descolgar la ropa así.

En realidad ya no necesito desesperarme.

Porque aprendí qué puedo controlar y qué cae en saco roto si lo hago. 

Pude ver como eso impactaba en mi.

Pude ver como impactaba en los otros.

Tener el control dá cierta seguridad porque todo pasa por vos y eso tranquiliza. 

Controlas que todo se haga pero también a las personas. 

He visto muchas mujeres que terminan muy rotas o muy dolidas por no parar a tiempo.

Como ya te conté, yo era una de ellas. 

Hoy no me dá verguenza decirlo.

ANTES SÍ.

 

Pero además, he escuchado decenas de historias. Sé por donde va la cosa. 

Mujeres que terminan agotadas (pero no saben por qué) y en este audio training voy a revelártelo. 

Mujeres que terminan con la sensación de estar agotadas y en soledad.

Tu vida se resiente y puede que hasta sientas culpa de no llegar con todo (lo que te proponés).

 

Pero si querés mejorar tu vida y tu día a día tendrás que…

aprender a soltar el control para elevar tu confianza y así sentir paz, calma y bienestar.

Quizás mientras estas leyendo esto podrías pensar que esto no tiene nada que ver con vos.

Y que solamente es un tema mío, y que a vos no te pasa.

O podrías descargar el audio que tengo para compartirte y en el que te muestro las conductas del control 

(que no estás enterada que es control) y del impacto que tiene en tu vida (y la de los demás).

Porque por no hacerlo estás pagando un precio muy alto…

Voy a serte muy sincera, estoy casi segura que estás confundiendo el control con algo tremendo, inconfesable e insano

pero es algo más sencillo, es una emoción que se cuela por las grietas como si fuese agua en el tejado. 

Te lo aseguro, y en el audio vas a corroborarlo.

¿Estarías dispuesta a terminar tu día más tranquila?

Te lo pregunto porque a quienes  se suscriben les regalo un audio training que incluye

Si algo de esto te resuena y estás lista para descubrirlo… 

TE DOY LA BIENVENIDA Y TE ESPERO DENTRO

Aquí van los testimonios del audio training, pero como es nuevo no hay...

Quizás se sume el tuyo… 

Hola Vero! 

Lo pude escuchar y me veo en pleno estado de control! Graciaaaas 💖 

LAURA

Hola Veronica

Me llamo Gabriela y quería contarte que es la primera vez q en mucho tiempo que destino 25 min para mí, prestando atención a lo que decís, todo, absolutamente todo me ha resonado. No pude dejar de llorar desde el comienzo al final, al cerrar los ojos me sentí realmente agobiada y visualizando todo lo que hago!! Y luego sentí tranquilidad, sé que es un proceso muy difícil pero estoy poniendo lo mejor de mí para poder salirme de ese lugar. Muchas gracias por todo lo que haces te mando un abrazo grande.

GABY

Scroll al inicio